Estilo de vida

PRACTICAR DEPORTE EN COMPAÑÍA

Todos sabemos que practicar deporte es necesario para tener una buena forma física, mejorar nuestro rendimiento, nuestro sistema inmunológico, la concentración… nuestra calidad de vida en general.

Los expertos afirman que es preferible entrenar en pareja o en grupo, ya que nuestra motivación será mayor, al igual que nuestra constancia y, además, es más divertido. La finalidad de entrenar en compañía es estimular nuestro deseo de mantener la actividad física que estamos realizando gracias al apoyo y la motivación que nos proporciona hacer actividad física en grupos

La dificultad que todos encontramos es empezar, pero solo necesitas dedicar de 20 a 60 minutos de tu tiempo y ni siquiera es necesario hacerlo todos los días. Es hora de liberarse de esos pensamientos negativos y empezar a sudar la camiseta, ¿o no?

¿Por qué no aprovechar los entrenamientos en compañía para conseguirlo?
Entrenar con alguien es muy beneficioso por varios motivos:

  • Exigencia

Cuando vas acompañado/a es más fácil sacar lo mejor de ti, consiguiendo un mayor rendimiento, ya que si entrenamos solos/as se puede caer en la tentación de finalizar el entrenamiento antes de tiempo cuando nos acercamos a nuestro límite personal.
Entrenar con compañía nos proporciona seguridad en nosotros mismos y nos lleva a niveles de motivación superiores para poder alcanzar la constancia y el esfuerzo necesario para seguir trabajando y alcanzar nuestras metas.

  • Compromiso

Cuando organizamos salidas con otras personas es cuando nace esa necesidad de salir a entrenar y, sin darnos cuenta, se crea una rutina. Es entonces cuando empezamos a cumplir con nuestro objetivo de un estilo de vida más activo. Si a esto le sumamos que el objetivo es compartido, conseguiremos un mayor rendimiento debido a que el grado de implicación y compromiso será máximo.

  • Relaciones sociales

El deporte favorece conocer a otras personas con las que compartir los momentos de entrenamiento, que nos inspiran y nos motivan a superarnos cada día. Además, se trata de gente con la que compartimos aficiones y/o estilos de vida, que »hablan nuestro idioma» y, también, nos descubren terrenos deportivos que jamás habríamos pensado practicar.

  • Motivación

Motivarse a uno mismo no es tarea fácil. Sin embargo, motivar a los demás es algo que nos sale de forma natural. Esto nos convierte en una fuente de motivación entre nosotros, ayudándonos a no rendirnos y exigirnos más cada día.

  • Apendizaje

El deporte es emoción y también aprendizaje. Todos tenemos experiencias diferentes que pueden ser de ayuda para otros, nuestros compañeros pueden aportarnos consejos muy útiles.

Si estos motivos no son suficientes para practicar deporte, las nuevas tecnologías pueden ayudar aún más. Estas ofrecen un mundo aparte en todo lo relacionado con las actividades deportivas y no solo en lo que se refiere a organización del entrenamiento, sino que también permiten conocer a gente con tus mismas aficiones e intereses relacionados con actividades deportivas y estilos de vida.

¿Con quién compartirás tu próximo entrenamiento?

POSTS RECOMENDADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *