Nutrición

LA VERDAD SOBRE LOS ANTOJOS DE COMIDA

Todo el mundo tiene antojos de comida. Tanto si eres goloso como si disfrutas de un bocadillo salado, estoy segura de que has tenido antojos en algún momento. A veces, cuando no nos resistimos a esos antojos, pueden hacernos sentir culpables.

Lo que mucha gente no sabe es que la mayoría de las veces los antojos de comida no son necesariamente que tenemos hambre, sino una combinación de componentes psicológicos y biológicos. Así que si, puede haber una explicación de por que se te antoja algo dulce a cualquier hora del día.

La diferencia entre los antojos y el hambre

Tu cuerpo se comporta de manera diferente cuando se trata de hambre y antojos. Cuando tienes hambre, tu cuerpo envía una señal a tu cerebro para que te diga que es hora de comer. Esta es una respuesta natural que nos ayuda a mantenernos vivos y a funcionar correctamente día a día.

Cuando los niveles de azúcar en sangre empiezan a bajar, el cuerpo libera una hormona llamada grelina que se comunica con el cerebro para indicar que se necesita comida. También hay otra hormona llamada leptina que nos permite saber que debemos dejar de comer una vez que empezamos a sentirnos llenos.

¿Qué causa los antojos de comida?

Cuando se trata de los antojos, es un poco más complicado que simplemente darle al cuerpo algo que necesita (como comida, agua o sueño). La mente es compleja y cuando se anhela algo, no es necesariamente porque lo necesites para  sobrevivir.

Según las investigaciones, la ínsula, el hipocampo y el caudado son las partes del cerebro que se cree que son responsables de los antojos de comida. Estas partes del cerebro están a cargo de la creación de la memoria a corto y largo plazo, sus emociones sociales y el sistema de recompensa de la dopamina. La dopamina es la hormona de la sensación de bienestar que está ligada a la sensación de placer, y a veces a las adicciones.

Así que puedes ver por que se te pueden antojar ciertos alimentos. Si no has tenido más que experiencias placenteras al comer pastel de chocolate, tu cerebro te dice que esto te hará sentir mejor. A continuación algunas de las otras causas de los antojos.

Comida emocional

Tus emociones, el estrés en particular, puede jugar un papel muy importante en los antojos de comida. Cuando comes cosas como carbohidratos refinados, sal y azúcar, tu cuerpo produce hormonas para sentirte bien, como la dopamina, que pueden hacer que se te antoje una y otra vez. Estas hormonas también pueden hacer que nos sintamos relajados, así que hay una razón por la que buscas el chocolate en lugar de las zanahorias cuando te sientes estresado o ansioso.

Creo que este punto también es muy importante porque saber que causa tus antojos puede ayudarte a frenarlos. Si eres una persona muy estresada, comes comida chatarra y comida para llevar todos los días puede no ser la mejor solución para ti. En cambio, puedes escuchar tu cuerpo y tratar de encontrar diferentes salidas para tu estrés. Por ejemplo, dar un largo paseo, practicar yoga o leer un libro, son diferentes maneras de manejar tus emociones y ocupar tu mente.

No obtienes suficientes nutrientes

Otra razón por la que puedes tener antojo de ciertos alimentos es que no estás obteniendo los suficientes nutrientes que necesita tu cuerpo. Para que nuestro cuerpo funcione de la mejor manera posible, necesitamos alimentarnos con el tipo y la cantidad adecuada de nutrientes. Si te faltan ciertos nutrientes, tu cuerpo puede desarrollar antojos de alimentos que los contengan.

Por eso, cuando tantas personas siguen dietas muy estrictas pueden encontrarse con intensos antojos. Esta puede ser la forma en que tu cuerpo te esta diciendo que le faltan ciertos nutrientes, especialmente si has eliminado algún grupo de alimentos.

Como combatir los antojos de comida

Como mencioné anteriormente, si experimentas antojos cuando te sientes particularmente deprimido, estresado, ansioso o es esa época del mes, aprende a reconocer estos comportamientos y a idear estrategias para afrontarlos. Comprende que tienes antojo de esa comida por una razón y tomate el tiempo para profundizar un poco más en el por qué puedes estar sintiéndote de cierta manera en ese momento en particular.

Llevar una dieta equilibrada y nutritiva

Cuando se trata de deficiencias nutricionales, lo mejor que se puede hacer es comer una dieta sana y equilibrada que incluya alimentos de todos los grupos alimenticios. Intentar obtener todos los nutrientes importantes de los alimentos en lugar de los suplementos y siempre elegir alimentos que hayan sido procesados lo menos posible.

Tener opciones más saludables

Si eres alguien que lucha constantemente con los antojos, no deberías tener ese tipo de alimentos en tu despensa. Al tener fácil acceso a comida chatarra y chocolate, esto dificultará que puedas resistirte a ellos.

En cambio, llena tu nevera y despensa con tentempiés saludables y otros alimentos más nutritivos y que te sacien y no te dejen con ganas de más. Puede que descubras que hacer un par de cambios de comida saludable ayuda mucho a reducir las tentaciones.

Comer carbohidratos complejos

Por muy bueno que parezca ese gran tazón de pasta o esa mantecosa rebanada de pan blanco, solo intensificarán tus antojos y harán que comas más. Intenta comer carbohidratos complejos ricos en fibra, como panes integrales, cereales, frijoles y vegetales, para que tu cuerpo se tome un tiempo para descomponerlos y absorberlos, y a su vez frenar tus antojos.

Aprende a disfrutar de la comida sin preocuparte por los antojos

Sobre todo las chicas, quiero que recuerden que está bien darse un pequeño capricho de vez en cuando. Nunca te prives y nunca sientas que no puedes comer nada. Sé consciente de lo que le estás dando a tu cuerpo, y como te hará sentir.

POSTS RECOMENDADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *