Deporte y salud

LA IMPORTANCIA DE ESTIRAR

Hola a todos y a todas, hoy hablaremos sobre cómo los estiramientos son beneficiosos para nuestro cuerpo a la hora de hacer ejercicio físico.

En primer lugar, debemos decir que todos los estiramientos son muy importantes cuando hacemos ejercicio, ya que ayudan a nuestros músculos a actuar de forma relajada y minimizan el riesgo de lesiones. Muchas veces no nos damos cuenta de la importancia que tienen y poca es la gente que los realiza antes de realizar actividad física.

Todos en alguna ocasión hemos jugado al fútbol, al tenis, al pádel, hemos salido a correr, a nadar, hacer rutas por la montaña, o a montar en bicicleta sin haber estirado, por lo que no hemos preparado nuestro cuerpo para el esfuerzo que íbamos a realizar posteriormente. Esta situación es perjudicial para nuestra salud porque si no estiramos podemos lesionarnos, ya que cuando lo hacemos reducimos las probabilidades de dañar los músculos o las articulaciones.

Con el fin de realizar de forma adecuada todos los estiramientos, debemos colocarnos en una postura relajada, cómoda, sin prisas… Además nuestra posición inicial en cada estiramiento debe ser con los pies a la anchura de la cadera y de los hombros y con las rodillas ligeramente semi-flexionadas.

Es aconsejable empezar de arriba abajo, un posible ejemplo es el que aparece a continuación:

  • Deltoides: colocamos un brazo de forma horizontal y con ayuda del otro brazo lo situamos paralelo a nuestro cuerpo mientras lo sujetamos alrededor de unos 10-15 segundos. Repetiremos el mismo proceso con el otro brazo.
  • Tríceps: llevamos nuestro brazo a la vertical, es decir, lo situamos al lado de nuestra cabeza, flexionamos el codo quedando el antebrazo detrás de la cabeza y con la otra mano sostenemos el codo flexionado durante unos 10-15 segundos y realizamos el mismo movimiento con el otro brazo.
  • Bíceps: estiramos el brazo y lo colocamos decúbito supino (boca arriba) mientras que lo llevamos a la horizontal y con el otro brazo cogemos la mano mantendremos la postura entre 10-15 segundos antes de cambiar al otro brazo.
  • Intercostales: estiramos los brazos juntando las manos a la vertical hasta situarlos por encima de la cabeza y estaremos así 10-15 segundos para posteriormente, sin bajar los brazos, movernos lateralmente para poder estirar ambos lados.
  • Cuádriceps: si es necesario nos podemos apoyar en un compañero, en la pared, en una silla o un árbol para no desequilibrarnos y estiraremos flexionando una pierna mientras que con la mano nos cogemos el pie manteniendo el talón al glúteo. Debemos estar en una posición totalmente vertical y mantener la postura 10-15 segundos antes de cambiar a la otra pierna.
  • Gemelos: en este estiramiento realizaremos un ejercicio isométrico. Necesitaremos la ayuda de una pared para adelantar uno de los pies y apoyar la punta sobre ella mientras mantenemos el talón en el suelo. En esta posición estaremos 10-15 y cambiaremos el pie.
  • Isquiotibial: flexionaremos el tronco hacia delante tratando de que las manos toquen las puntas de los pies sin llegar a encorvar la espalda ni flexionar las rodillas. Como en el resto de estiramientos, mantendremos la posición 10-15 segundos.

Una vez puesto en práctica lo anterior, ¡Estamos listos para comenzar nuestro entrenamiento!

Esperamos que os haya gustado y gracias por leernos.

POSTS RECOMENDADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *